Técnica Tibetana

anatomia-de-los-chakras

Esta técnica consiste en activar nuestros centros de energía o chakras a través de entonar los sonidos sanadores de sílabas particulares.  Con el simple hecho de centrar nuestra atención en el punto de un chakra se logra activar su prana o aliento vital.  A través de la vibración del sonido de estas sílabas activamos la posibilidad de disipar disturbios físicos, emocionales, energéticos y/o mentales.

Las silabas son A, OM, HUNG, RAM y DZA.  Cada sílaba tiene una cualidad luz que le corresponde, un color particular.  A es blanco, OM es rojo, HUNG es azul, RAM es rojo y DZA es verde.

A través de la poderosa combinación de la concentración en un punto en particular, la vibración del sonido y la conciencia de la luz, desarrollamos una presencia cada vez más despejada y abierta, radiante de las cualidades positivas.  Las cualidades mismas – entre ellas el amor, la compasión, la alegría y la ecuanimidad – se convierten en apoyos o puntos de paso a una todavía más honda conexión en el ser, a una más profunda sabiduría, el espacio mismo desde donde se origina toda la existencia.

A estas sílabas se les denomina Sílabas Guerreras. El término guerreras alude a la habilidad para conquistar las fuerzas de la negatividad.  Los sonidos sagrados tienen el poder para eliminar obstáculos, bloqueos emocionales y oscurecimientos mentales que nos impiden reconocer la naturaleza de la mente y ser auténticamente nosotros mismos en un momento dado.  Son tres los niveles en que podemos clasificar los obstáculos: externo, interno y secreto.  Los obstáculos externos son la enfermedad y otras circunstancias adversas.  La práctica de las Cinco Sílabas Guerreras es un medio para trabajar en superar el sufrimiento por el que atravesamos debido a dichas condiciones.  A través de la práctica, también, eliminamos los obstáculos internos, los cuales comprenden emociones negativas como la ignorancia, la ira, el apego, los celos, el orgullo.  Y también, a través de esta práctica pueden ser superados los obstáculos secretos que son la duda, la esperanza y el temor.

La práctica consiste simplemente en:

Inhalar profundamente, visualizar el chakra situado en tu frente, visualízalo irradiando una luminosa luz blanca en lo que entonas el sonido A como lo hacen en el audio que encontrarás en esta sección.   Repite 5 veces

Inhalar profundamente, visualizar el chakra situado en tu garganta, visualízalo irradiando una radiante luz roja en lo que entonas el sonido Om.  Repite 5 veces

Inhalar profundamente, visualizar el chakra del corazón que se encuentra en el centro de tu pecho, visualízalo irradiando una radiante luz azul en lo que entonas el sonido Hung.  Repite 5 veces

Inhala profundamente, visualiza el chakra situado en tu ombligo, visualízalo irradiando una radiante luz roja mientras entonas el sonido Ram.  Repite 5 veces

Inhala profundamente, visualiza el chakra secreto situado 4 dedos abajo del ombligo, visualízalo irradiando una luz verde radiante mientras entonas el sonido Dza.  Repite 5 veces

A continuación encontrarás un audio que te ayudará a familiarizarte con la entonación de los sonidos.