Razonamiento para Negocios (aplica también para Salud y Abundancia)

Deshacer un punto de una cadeneta ya sea en máquina o a mano es un proceso simple y rápido si jalo el hilo desde la posición correcta, pero si no reconozco la necesidad de empezar correctamente y tomo el hilo por el lado equivocado lo jalaré a tal grado que será difícil deshacer.

Esto es una excelente ilustración de la vida y sus situaciones. La vida es una continua cadeneta de desarrollo , el pensamiento es el hilo de la vida y cada punto una situación. Si empiezo con la premisa correcta, el buen pensamiento se pone en marcha y cada situación equivocada (problema) se desbaratará o se resolverá con facilidad y simplicidad. Pero si empiezo mal, la vida parecerá llena de nudos, tensiones y dificultades.

En el pasado, he tomado el hilo de la vida desde una posición donde Dios es un poder fuera de mi ser.

Desde esta posición todos los problemas de la vida forman un nudo, pero si me reconozco una partícula de esa mente invisible todopoderosa, indivisible de todo lo que es, y si firmemente retengo esta posición cada problema se resuelve y cada punto se deshace con facilidad.

Aplico este razonamiento a cada situación de mi vida. A veces pienso que necesito dinero y otros recurso y que para obtenerlos necesito hacer sacrificios. No hay fluidez en ese pensamiento y por eso tengo resultados restringidos, anudados. He tenido pensamientos de carencia o insuficiencia que de continuar me podrían llevar a un triste sentimiento de escasez.

En el caso de mi negocios, he estado buscando clientes y debo cambiar esto, a que mis clientes me están buscando con mis productos. Tomo el hilo donde el problema se deshace en un minuto. Pude haber echado a andar mi pensamiento correcto basado en las premisas correctas desde el primer momento pero evidentemente tomé el hilo desde otra posición. Hoy soy consciente de que soy una partícula completa y perfecta de la sustancia de la Mente que es Dios y que mi cuerpo y sus expresiones son igualmente perfectas porque son el efecto visible de la perfección que yo soy. Este es el pensamiento básico de la vida y mi trabajo consiste en mantenerme en esta posición

Yo tengo los productos que otros desean, necesitan y andan buscando. Por lo tanto, me siento muy agradecida por tener abundancia para abastecer la demanda. Con este pensamiento me siento liberada, pienso y creo que los buscadores de mis productos están camino a mi sitio deseosos de intercambiar su dinero por los bienes que ofrezco y que ellos desean y que ya andan buscando. Así es como mi vida está llena de buenas y honorables transacciones. Los deseos de las personas que buscan mis productos me encuentran y satisfacen sus deseos de bien a través de ellos. Esto mismo lo aplico al intercambiar mi dinero por los bienes que deseo.

Siempre pienso que estoy cumpliendo los buenos deseos de la gente que busca mis productos. Sostengo la científica y exacta posición de pensamiento para buenos negocios, según enuncia la Biblia: Antes de que llamen yo responderé. Yo soy conscientemente consciente de que Yo soy la RESPUESTA a un llamado enviado. Yo tengo mis productos preparados, mi respuesta lista, antes de que salga el llamado. Antes de que un Deseo sea formulado conscientemente, mi entendimiento científico responde. Antes de que los otros se enteren de su necesidad o deseo yo ya tengo lista la respuesta y cuándo tengo los productos en la mano pienso que su llamado ya ha salido.

Mis productos están en demanda. Estoy preparada para muchos clientes. El abastecimiento es igual a la demanda. Es la ley. Siento como mi abastecimiento satisface lo que la gente demanda, que soy la respuesta que cumple los deseos de mucha gente. Y de igual forma yo soy la respuesta de mucha gente a su llamado de dinero en intercambio de sus bienes. Sé que yo soy la respuesta y no la demanda. Yo soy la Causa. Sigo la ley de la verdadera acción mental. Jesús dijo que vino a cumplir la ley, por lo tanto siguiendo su ejemplo reconozco que la Inteligencia abastece todo lo que mi entendimiento demanda. Así que lo que debo hacer es engendrar un activo pensamiento basado en la Razón correcta y llevarlo hasta la convicción. Pienso activamente en el hecho de que todo es Mente y que yo soy una partícula de ese poder así que entiendo perfectamente que la Mente-Dios, mi propia conciencia verdadera cumple todas mis necesidades visibles, pues realmente cada consciencia individual abastece su propia demanda, cumple todos sus deseos y expresa todo el bien. Es que está situado en la necesidad es porque no entiende la Ley De Dios. Mientras que el entendedor satisface cada una de sus necesidades a través de su conocimiento científico y de su sentir correcto. Es decir a través del cumplimiento de la Ley. El entendedor cumple, abastece y responde al llamado de la Ley. El entendedor extrae de su consciencia todo lo que requiere y lo hace visible. Hacer negocios es el acto de traer al mundo tangible la abundancia de la Mente. Cumplir nuestros buenos deseos es un acto científico. Entiendo esta ley científicamente y no meramente como una teroría. La aplicó comprensivamente y obtengo como resultado excelente negocios y abundancia tangible en cada aspecto de mi vida.

Dios no tiene necesidades; la Mente, la Inteligencia cubre toda necesidad. Por lo tanto Yo (Nombre) no tengo necesidades y para desenredar cualquier situación debo sostener mi posición de Causa y apegarme al cumplimiento de la ley de causa y efecto. Así es que mi trabajo más importante es sostener mi buen pensamiento y mi posición de causa y recordar que soy una perfecta partícula De Dios, la única sustancia del universo. Desde esta posición cada situación de mi vida queda satisfactoriamente abastecida. Mi inversión de buen pensamiento en cada situación me reditua enormes ganancias a todos niveles.