Haz tu línea de pensamiento

Está es una técnica absolutamente maravillosa y efectiva para imprimir nuevas ideas en nuestro subconsciente. Debemos recordar que para empezar a obtener resultados distintos a los que actualmente hemos obtenido debemos empezar a hacer cosas distintas pero recordemos también que cualquier cambio de comportamiento exige un cambio previo de los programas subconscientes que gobiernan nuestra vida. Así que lo que tenemos que hacer ahora es instalar conceptos en nuestro subconsciente que se alineen a lo que queremos expresar en nuestras vidas.

Seguramente recordarás que en el colegio te ponían a hacer planas de las cosas que hoy dominas en automático. Así aprendiste las letras y muchas otras cosas. Escribir repetidamente algo es una técnica probada y vigente para impactar nuestro subconsciente. Cuando logremos reprogramar nuestro subconsciente con la información que queremos materializar, vamos a ver finalmente convertidos nuestros sueños en realidad.

Para esto vamos a hacer planas (líneas de pensamiento) con lo que queremos ver en nuestra vida. Nosotros expresamos en nuestras vidas las creencias que tenemos en el subconsciente. “Dime que estás viviendo y te diré que información tienes en tu subconsciente” así de sencillo. Si quieres expresar armonía en tu vida y tus asuntos tienes que instalar esa información esa información en tu subconsciente. SÓLO Y SÓLO de esto depende tu experiencia, no del gobierno, ni de la crisis, ni de tu jefe, solamente depende de la información de tu subconsciente. Mucha de la información que traemos a este nivel viene de lo que vemos en la tele o escuchamos de amigos, familiares o en los medios. Hay mucha información que nos impacta a diario y que se queda grabada a nivel de subconsciente y afecta nuestras vidas (efecto visible de una causa invisible). De ahí la importancia de reprogramarnos, de desechar toda esa información que no nos está sirviendo y sustituirla por lo que queremos experimentar en nuestra vida. Las líneas de pensamiento se hacen utilizando estados mentales. Aquí te doy un listado de estados mentales que puedes emplear.

Paz, luz, dicha, perfección, bondad, amor, armonía, gozo, felicidad, autosuficiencia, buen abastecimiento, abundancia, belleza, salud, juventud, atractiv@ de lo mejor, energía, vitalidad, perfección en mis relaciones, libertad, éxito y triunfo, confianza, confiable, amad@, pasión, inspiración, desead@ por lo mejor, lujo, metalidad todo poderosa, diversión, prosperidad, sabiduría, poder, conciencia consciente

Estos son unos ejemplos de estados mentales que puedes emplear para atraer las cosas que quieres a tu vida. Cómo puedes saber que estados mentales necesitas grabar en tu subconsciente para obtener lo que quieres? Es muy sencillo. Escribe en una hoja lo que quieres tener y después escribe como crees que te sentirías si tuvieras eso que deseas. Ejemplo: Quiero tener novio para sentirme amada, completa y feliz. Entonces la línea de pensamiento sería: Yo soy y me siento amada, completa y feliz. Se trata primero de ser lo que quieres a través de impactar tu subconsciente, para después poderlo experimentar en tu experiencia física, es a lo que se le conoce como la Ley del Orden: Ser, hacer y tener.

Te aconsejo que escojas sólo tres estados mentales. Entre menos escojas más poderosa será tu línea de pensamiento. Elige máximo 5 estados mentales. Supongamos que quieres más dinero para sentirte seguro, exitoso y próspero, entonces tu línea de pensamiento sería: Yo soy y me siento seguro, exitoso y próspero o Yo soy seguridad, éxito y prosperidad. Las líneas de pensamiento siempre empiezan con yo soy o yo soy y me siento, siempre son en positivo y en tiempo presente. No se puede hacer líneas de pensamiento con Yo tengo o yo estoy. El tener y el estar se dan como resultado de imprimir en tu subconsciente que eres algo y cuando sabes que lo eres lo sientes y lo vibras y esto es lo que atraes a tu experiencia así como todo lo demás que corresponde a esa vibración.

Las planas se hacen sólo utilizando la primera letra de cada palabra. Si tu línea es Yo soy y me siento próspero, amado y saludable, lo que tienes que escribir es Ysymspays. Te sugiero que destines un cuaderno rayado forma francesa . Divide cada página en tres columnas. Una columna utilízala para agradecer lo que has logrado hasta el momento con esto aseguras su permanencia, la segunda columna utilízala para recordar quien eres realmente y la tercera columna dedícala a tus metas específicas. Ejemplo. La primero columna puede ser: Yo soy y me siento agradecida por todo lo que tengo y he logrado (Ysymsaptlqtyhl), la segunda columna puede ser: Yo soy y me reconozco tal como Dios me creo un ser mental, verdadero, bueno, perfecto, capaz, autosuficiente, poderoso, exitoso y eterno (YsymrtcDmcusmvbpcapeye), ésta es una línea poderosísima porque es el reconocimiento de lo que realmente somos y conscientemente no lo vemos así. Es regresar a nuestra configuración inicial antes de que todo mundo le metiera mano a nuestro sistema. Todos nuestros “problemas” vienen de creernos justamente un ser distinto a lo que somos en realidad. Somos seres mentales no físicos, como creemos, y creamos nuestra realidad con nuestro pensamiento, somos buenos porque tenemos todas las bondades de la vida en nuestra esencia y podemos acceder a ellas con sólo aceptarlas a través de nuestro pensamiento sostenido, somos perfectos porque tenemos acceso a todas las bondades en la cantidad precisa y somo eternos porque no podemos morir. Es momento de instalar este concepto en nuestras mentes que nos ayude a coincidir con experiencias que lo respalden porque la buena o la mala noticia es que la vida siempre busca darle la razón a nuestro sistema de creencias. Y la tercera puede incluir los estados mentales que más te interesen expresar en tu vida ahí puedes escribir la que ya habíamos mencionado: Yo soy y me siento próspero, amado y saludable (Ysymspays) entre más repeticiones realices, más rápido verás los cambios en tu experiencia al menos debemos hacer una página diaria sin falta. Tus líneas pueden ir cambiando dependiendo de tus prioridades.

Como es una técnica sumamente efectiva para cambiar el subconsciente, puede que éste se sienta atacado y por ende tu sientas rechazo por realizarla. Te vas a cachar poniendo mil pretextos para no hacer este ejercicio que es muy simple pero es, únicamente, por esta razón. Al subconsciente no le gusta cambiar su programación, ama ser alimentado con más de lo mismo y con lo que ya aprendió a vivir. No le encantan los cambios. Todos los días te enfrentarás a una lucha de poder con él. De ahí de hacer esto por 90 días consecutivos, que es cuando el subconsciente empieza a doblar las manos y podemos hacer que acepte la nueva programación. Ya después todo es más fácil.