Sin categoría

El proceso de construir nuestra salud

 

construir salud

En el proceso de construir nuestra salud tenemos que poner en primer lugar que la comprensión y el propósito establecen el diseño de nuestra vida;  el cuerpo es nuestro jardín y la casa que debemos cuidar si queremos vivir en ella.  De modo que seleccionamos un alimento adecuado que podamos digerir fácilmente y que tenga todos los elementos naturales más refinados en su estado no cocinado para reemplazar los elementos y tejidos desgastados.  El estómago es nuestro carburador, que no debe estar inundado.  La justa combinación de alimentos ayuda a tener una buena química en el proceso de digestión.  Las combinaciones equivocadas o los excesos de alimentos causan fermentación y gases. El dióxido de carbono es un producto natural de la digestión.  Mantiene hinchados los intestinos y el colon para que no se peguen ni se retuerzan y creen obstrucciones. Existen una compensación natural entre el dióxido de carbono de los pulmones y el de la corriente sanguínea.

Frecuentemente, los síntomas agudos de hipertensión sanguínea se deben al gas que hay en circulación y no son serios en absoluto, puesto que el gas puede ser liberado rápidamente.  La mayoría de los dolores de cabeza se deben a la presencia de gas en la corriente sanguínea.  La buena digestión produce una buena asimilación y eliminación.  Es importante saber que todos estos efectos vitales dependen del mismo proceso, la digestión.  A partir de todo lo anterior podemos ver la importancia vital de comer sabia y cuidadosamente para que la buena salud nos permita prolongar nuestra vida.

Te interesa una consulta de Bienestar Integral en línea totalmente GRATIS?

Hoy sabemos, gracias a la Medicina Tradicional Oriental, que la enfermedad es el resultado de inhibiciones específicas en el flujo energético.  La Salud no es algo que atañe exclusivamente al cuerpo.  Es la expresión natural de cuerpo, la mente y el alma cuando siguen el ritmo de la Vida.  La Verdadera Salud es la armonía de la vida en nosotros, que se expresa como paz mental, felicidad y bienestar.  No es exclusivamente una cuestión de forma física, sino el resultado directo de la libre expresión del alma a través de la mente y el cuerpo del individuo.

Si realmente queremos salud, debemos estar dispuestos a trabajar por ella, debemos aprender a gobernar y dirigir nuestra energía.  Para ello podemos valernos de herramientas poderosísimas como la meditación, el Chi Kung, una alimentación completa y equilibrada que, además de nutrir al cuerpo, reduzca las tensiones emocionales y mentales, basada en verduras, frutas, frutos secos, semillas, leguminosas y cereales apoyada con  complementos alimenticios específicos, así como con las lecciones de Un Curso de Milagros que nos ayudan a corregir viejos patrones de pensamiento.

Lo que hacemos durante la consulta es una evaluación del estado actual y con base en esto, establecemos en conjunto las metas a alcanzar y se propone el programa a seguir. Agenda tu cita!

Alejandra Martínez (Whatsapp: 55 2300 37 94 en la Cd. de México)

Solo es la energía que está en la materia la que hace que la materia parezca estar viva.  Cuando esta energía escapa, sólo queda el cascarón… La cura consiste en contactar con la corriente de vida interna y restablecer el libre flujo de su energía”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s